SOLAR, Servicios editoriales integrales

 

 



IMPRESION DIGITAL

Servicios editoriales integrales. Desde el diseño, la tipografía y formación, hasta la impresión y encuadernación.
Consúltanos.

solar@solareditores.com
www.solareditores.com


(+5255) 5515-1657
México, D.F.

Distintivo

Cargando…

Los recuerdos del povenir, Elena Garro (Reseña)


El tiempo persigue y encarcela la vida de Ixtepec, un pueblo lleno de personajes que a fuerza de olvido y tedio se hanquedado inmóviles en la bruma de la desesperanza. Un trozo del México postrevolucionario, espejo –quizá- de la realidad de nuestro país a principios delsiglo pasado, donde las glorias perdidas, los campesinos asesinados y las vidasgastadas en días idénticos a sí mismos –porque el progreso es el cieloinalcanzable-, es lo que relata Elena Garro en “Los recuerdos del porvenir”.


De acuerdo con una de sus biógrafas, Lucía Melgar, Garro escribió esta novelaentre 1952 y 1953 pero no fue sino hasta 1963 cuando se publicó con laeditorial Joaquín Mortíz, mismo año en que ganó el premio Xavier Villaurrutia,como la mejor novela. Sin embargo, antes de esta publicación, fue rechazada porlas editoriales Seix Barral y Fabril, en España y Argentina, respectivamente.En 1968 Arturo Ripstein la llevó al cine.



“Los recuerdos del porvenir” es unahistoria de anhelos incumplidos, donde todo un pueblo pierde la ilusión y el porvenir a raíz de la revolución, ala que culpan de sus males al privilegiar a un grupo de militares iracundos eignorantes asociados con la iglesia y los grupos de una derecha hipócrita queno piensa mucho para vincularse con cualquiera que le garantice poder yriqueza.



Aquí los personajes femeninos cumplen conuna característica constante en la narrativa de Elena Garro: la persecución, elhostigamiento físico y emocional. Por ejemplo, Julia vive acorralada por elgeneral Rosas –su amante-, sin embargo, tiene sobre él un poder implacable.Además, ella es el único motivo que los pobladores de Ixtepec tienen parasobrellevar su vida oscura, ella, alejada de todos –con sus derroches y susmiradas altivas-, les da la única emoción de que son capaces: el rencor nacidode la envida.



Garro crea personajes enigmáticos ysorprendentes: Juan Cariño, el presidentemunicipal que ve en las palabras la salvación para su pueblo atormentadopor la sangre y las ejecuciones. Martín Moncada, un hombre que desde suinfancia se refugia en sus recuerdos no vividos y que desdeña los recuerdosvividos porque le parecen irreales. Julia, la querida del general, tan bellacomo intransitable, una mujer que nunca deja ver lo que piensa, lo que siente.Isabel y Nicolás Moncada, dos seres que nunca cupieron en sus cuerpos.



Felipe Hurtado, un hombre capaz de generaruna explosión de colores en sus ojos con sólo escuchar la palabra “confeti”,llega a Ixtepec para sacudirle el hastío de los días de encierro. Los generalesque sitian el pueblo no salen de la cantina y del burdel –sus únicosentretenimientos-, sus queridas, del hotel de Don Pepe Ocampo, que vive sólopara satisfacer sus deseos; los demás habitantes –los originales, los de antes- no salen de sus casas por temor a losmilitares, quienes los han dejado sin vida que vivir. Así, todos encerrados ensus frustraciones viven una vida vacía, sin esperanza.



En la narrativa de Elena Garro lo másinverosímil cobra la fuerza de la verdad y hace que el tiempo se detenga,abriendo paso a la libertad y al amor. Nos hace creer en la posibilidad de queun militar sanguinario sea capaz de albergar emociones distintas a las quegenera la crueldad y el ansia de poder. Pero, sobretodo, nos hace creer en elamor, en su fuerza invencible que nos convierte en roca antes de dejar que elolvido nos haga su presa.



Sin embargo, Elena Garro siempre desdeñó eltítulo de precursora del realismo mágico latinoamericano, a pesar de que alrededordel mundo le han dado ese título, junto a escritores reconocidos en dichogénero, como Juan Rulfo o Gabriel García Máquez. Incluso, en una entrevista quele concedió al periodista Luis Enrique Ramírez, declaró haber escrito “YMatarazo no llamó…”, novela realista, sólo para que la liberaran de tal etiqueta.



Elena Garro fue una notable novelista,dramaturga, cuentista y periodista que ha vivido bajo la sombra de Octavio Paz,quien fuera su marido, y el estigma de sus declaraciones en torno al movimientoestudiantil de 1968, en las que acusó a intelectuales de la época –que con eltiempo se convirtieron en íconos nacionales- de haber urdido irresponsablementela revuelta en la que murieron miles de jóvenes estudiantes, por ello resultacomplicado hablar de ella sin mencionar el sinfín de conflictos en los que sevio inmersa.



Tal vez, al igual que sus personajes, ElenaGarro nunca fue capaz de encontrar la pequeña hendidura que partió su vida, esa grieta que por la que huía la dicha.Entre las novelas de esta escritora mexicana se encuentran, “Reencuentro depersonajes”, “Testimonios sobre Mariana”, “Y Matarazo no llamó…”, “Inés” y “Lacasa junto al río”. Entre sus cuentos más notables están las colecciones,“Andamos huyendo Lola”, “La semana de colores” y “El accidente y otroscuentos”.



En dramaturgia, Elena cuenta entre susobras a “La señora en su balcón”, “Un hogar sólido”, “Los pilares de doñaBlanca”, “Andarse por las ramas” y “Felipe Ángeles”, obra en tres actos sobreel militar hidalguense, del que fue una admiradora exhaustiva. Como periodistacolaboró para revistas como “Así”, “Hemisferio, la revista de América”,“Simpre!”, así como en los semanarios “Presente”, “Sucesos” y “¿Por qué?”.



Además de “Los recuerdos del porvenir”,algunas otras obras de Garro fueron llevadas al cine: Mauricio de la Serna, en 1958 rodó “Lashermanitas Vivanco”, -argumento querealizó junto a Juan de laCabada-, en el mismo año, Archibaldo Burns se basa en“Perfecto Luna” para hacer un cortometraje; en 1965, Sergio Véjar filma “Sólode noche vienes” y, finalmente, dos años más tarde, Burns vuelve a utilizar unaobra de Garro, “El árbol”, para una película, en esta ocasión, “Juego dementiras”.

Publicado en 2008 en el periódico "Síntesis de Hidalgo" y en el periódico ciudadano "El Popular".

Visitas: 3892

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Instituto del Libro y la Lectura A.C. (ILLAC) para añadir comentarios!

Participar en Instituto del Libro y la Lectura A.C. (ILLAC)