Elnorte.com, 7 de junio de 2009

Existen frases que conjugan picardía y sabiduría popular, ¿cuántas conoces?
Jessica Meza

(7 junio 2009).- "¡Cuidado y salgas con tu domingo 7!", advierten aún hoy las abuelas o las madres a nietas o hijas "casaderas"... Así que precaución, porque hoy es domingo y, además, el séptimo día de junio.

"Salir con un domingo 7", frase que alude a hacer algo inapropiado y se usa por igual para hombres y mujeres, pero sobre todo en estas últimas para referirse a embarazarse sin estar casada; es sólo una de las muchas expresiones que forman parte de la cultura popular mexicana.

Son dichos que ocultan el verdadero significado de lo que se quiere decir.

¿Por qué? Por tratar un tema tabú o, simple y sencillamente, para burlarse con un toque de picardía, malicia, ironía o sarcasmo, coinciden los expertos.

También hay frases que se han transmitido por siglos y que muestran un toque de rica sabiduría popular.

Aunque es imposible saber a ciencia cierta desde cuándo existen, lo cierto es que la gente "no los hurta, los hereda", pues estos dichos siempre han acompañado al hombre, indica María Teresa Mijares Cervantes, directora de la Carrera de Lengua y Literatura Hispánicas del Tec de Monterrey.

"Sería muy difícil pensar en una época en la que surgieron, pero es algo que ha acompañado al hombre desde siempre".

A diferencia de los refranes, que dan una lección, este tipo de frases sólo quieren comunicar de forma pícara cierta información.

"Es un fenómeno que hay en todas las lenguas. Es algo universal. De alguna manera todas las lenguas tienen expresiones de esta variedad, tanto dichos y refranes como frases coloquiales", explica la profesora.

"Estas frases existen porque vienen de la cultura popular y representan otra manera de decir algunas cosas, tal vez situaciones que no son fáciles de decir. La cultura popular se apoya en el lenguaje para construir formas diferentes de decir lo que se quiere, lo que se necesita, lo que se piensa".

En el caso del "domingo 7", existe una antigua cancioncilla infantil atrás de ella, explica Luis Fernando Lara Ramos, profesor e investigador del Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios del Colegio de México.

"Decía 'Lunes y martes y miércoles, tres; jueves y viernes y sábado, seis' y volvía a comenzar, pero no faltaba quien se preguntaba '¿y domingo siete?', lo que ocasionaba que los demás lo castigarán por decir algo fuera de tono o inoportuno", dice.

Otras versiones hablan de un viejo cuento. Sus protagonistas son dos señoritas. Una de ellas entonó la cancioncilla y la otra la interrumpió echando a perder la rima, por lo que una bruja (o un duende) castigó a la inoportuna con un embarazo.

El investigador señala que es normal que las personas utilicen frases, dichos o refranes para salir bien librados en ciertas ocasiones.

"Son una prueba, otra característica, de la relación íntima que tiene la lengua con la vida humana. No están lejos de la gramática, se apegan a cuestiones semánticas, a veces no, pero independientemente de eso están cerca de las necesidades que tenemos para expresar ciertas cosas".



FRASES QUE EVOLUCIONAN


Las frases populares siguen surgiendo de entre el pueblo, y muchas veces pueden llevar una carga negativa, por ejemplo, de machismo. ¿O no has escuchado que "mujer al volante, peligro constante"? Pero, ¿la frase quedará en el olvido algún día cuando llegue la igualdad de género? Quizá.

Mijares Cervantes señala que los cambios de épocas, la evolución de la lengua y la creatividad han hecho que las palabras cambien.

"A medida de que la vida se ha vuelto más compleja y más plural, la lengua lo refleja y eso hace que éstas (las frases) sean más variadas y vayan cambiando".

La investigadora también destaca que no es necesario que pase el tiempo para que exista el cambio, entre regiones las palabras varían.

Incluso, dice, es probable que hayan existido otros dichos que ya desaparecieron y los que están actualmente podrían quedar guardados en el baúl del olvido.

"Todos los cambios van a dar a la lengua un cambio, hay palabras nuevas, nuevas expresiones, y tal vez algunas van a dejar de usarse porque llegarán unas a sustituirlas".



CON SELLO NORTEÑO


La región noreste del País también brilla por su creatividad para hacer frases, aunque la verdad es que los dichos suelen regionalizarse dependiendo de las características que hay en la zona.

Ricardo Elizondo Elizondo, director de la Biblioteca Cervantina y Patrimonio Cultural del Tec de Monterrey, explica que muchas frases populares tuvieron su origen en la Biblia, por lo que son parte de la sabiduría universal cristiana, pero muchas otras se hicieron en ambientes mineros o ganaderos, caso de Nuevo León.

"En nuestra región se pueden encontrar algunas vertientes de las frases, aquí más que agricultura fue una región ganadera, y muchas frases se refieren a ello, por ejemplo: 'con su propia leche se paga la vaca', todo el mundo la entendía aquí", dice.

"Los regímenes de lluvia también dieron frases como 'sí lo quiero tener, pero hasta que lleven agua los arroyos', es decir hasta que lloviera".

El investigador señala que la popularidad de las frases se obtuvo porque resumen mucha sabiduría, dicen mucho con poco y rara vez ofenden.

Su evolución es notoria, sobre todo en la región.

"Las frases siguen teniendo el mismo sentido. Nosotros seguimos usando frases que tienen que ver con la vida de campo, aunque ya nadie sepa nada de la vida de campo, están totalmente inaplicadas y de repente se van actualizando", indica.

La transmisión de generación en generación y los documentos antiguos son una fuente de grandes dichos, por eso, destaca Elizondo Elizondo, hace falta que se investigue más el origen de las frases.

"Falta investigación regional, hay algunos estudios, pero todavía falta encontrar el origen de muchas para saber si son de la región".

Los acontecimientos diarios actuales también han hecho que el número de dichos se incremente, comenta Elizondo.

Y para ejemplos, la frase que le dijo el Rey de España al Presidente de Venezuela: "¿Por qué no te callas?", o la que le dijo el ex Presidente Vicente Fox a su homólogo cubano: "Comes y te vas".

Lo cierto es que antiguas o nuevas, todas estas frases enriquecen el lenguaje, y son un código que se comparte con risas y complicidad.




El significado detrás de las frases:

Seguramente los has utilizado una vez; entérate del sentido de algunos de los dichos que heredaste de tus abuelos:

Salió con su domingo siete

Su origen viene de una canción popular que relacionaba los días de la semana con los números, pero excluía al domingo y al siete. Un día alguien desentonó al agregarlo y desde entonces alude a quien hizo algo fuera de lugar o inapropiado.



A buen santo te arrimas

Aunque su trasfondo está relacionado con la religiosidad de pedirle favores a un santo, tiene un sentido irónico, ya que alude a una persona que pide ayuda a alguien que es incapaz de dársela.



Siempre hay un roto para un descosido

Refrán de tradición española que se refiere a que por más defectos que tenga una persona, siempre encontrará un igual.



No lo hurta, lo hereda

Quiere decir que una virtud o un defecto no es nuevo en una persona, sino que viene de familia.



Hijos de mis hijas mis nietos serán, hijos de mis hijos en duda estarán

Se refiere a que los descendientes de una hija no se ponen en duda, mientras que con los descendientes de un hijo puede haber sospechas.



A ver de qué cuero salen más correas

Frase de origen español relacionada con una competencia entre curtidores de cuero quienes se desafiaban entre sí a hacer las mejores correas con menos metros de piel. Ahora también se utiliza para retar a otras personas.



Se fue Hecho la mocha

Esta frase popular es más reciente y es particular de México. Sus orígenes se remontan al siglo 19, cuando los trabajadores ferroviarios denominaban como "mocha" a una máquina guía que se usaba en los patios de los ferrocarriles para acomodar a las máquinas de tren.



Aquí hay gato encerrado

En la antigua España era común guardar dinero en bolsas hechas con piel de gato, a las que se llamaba "gatos". Se hizo popular para referirse a que en cierto lugar había mucho dinero guardado. Actualmente se usa para decir que hay información oculta que no se quiere compartir.



Se fue hecho la cochinilla

Hace referencia a la velocidad que alcanzan al rodar los insectos comunes en ambientes húmedos como jardines, piedras o troncos.



El que tiene más saliva, traga más pinole

Se refiere a que quien tenga más recursos, ingenio, contactos, virtudes o influencias puede hacer más cosas.



Del tamaño del sapo es la pedrada

Explica que es necesario adecuar una solución a la dimensión de un problema.

Visitas: 3485

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Instituto del Libro y la Lectura A.C. (ILLAC) para añadir comentarios!

Participar en Instituto del Libro y la Lectura A.C. (ILLAC)